Pan de alfaca: receta fácil y deliciosa


El pan de alfaca es una deliciosa opción para disfrutar en el desayuno o la merienda, ya que combina la suavidad del pan con el sabor y la textura de la alfaca. Esta receta fácil y deliciosa es perfecta para sorprender a tus seres queridos con un pan casero y saludable.

La alfaca, también conocida como chía, es una semilla rica en fibra, ácidos grasos omega-3, antioxidantes y proteínas. Incorporarla en la receta de pan no solo le dará un sabor único, sino que también aportará beneficios para la salud, como la mejora de la digestión, la regulación del colesterol y la prevención de enfermedades cardiovasculares.

¡Anímate a preparar este pan de alfaca y disfruta de su exquisito sabor y sus múltiples beneficios para la salud!

Introducción al pan de alfaca

¡Claro! Aquí tienes una guía paso a paso para hacer pan de alfaca:

Ingredientes:
– 500g de harina de trigo
– 10g de levadura fresca
– 10g de sal
– 300ml de agua tibia
– 100g de alfaca (semillas de alholva)

Instrucciones:

1. Mezcla la levadura fresca con un poco de agua tibia y una cucharadita de azúcar en un recipiente. Deja reposar durante 10 minutos hasta que empiece a burbujear.

2. En un bol grande, mezcla la harina de trigo con la sal y las semillas de alfaca.

3. Haz un agujero en el centro de la harina y vierte la mezcla de levadura activada. Agrega el resto del agua tibia de a poco, mientras amasas la masa hasta que quede suave y elástica.

4. Cubre el bol con un paño húmedo y deja reposar la masa en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

5. Precalienta el horno a 200°C.

6. Saca la masa del bol y amásala un poco más en una superficie enharinada. Forma una bola con la masa y colócala en una bandeja de horno engrasada o con papel para hornear.

7. Haz unos cortes en la superficie de la masa con un cuchillo afilado y espolvorea un poco de harina por encima.

8. Hornea el pan de alfaca en el horno precalentado durante aproximadamente 30-40 minutos, o hasta que esté dorado y suene hueco al golpear la parte inferior.

9. Retira el pan del horno y déjalo enfriar sobre una rejilla antes de cortarlo y disfrutarlo.

¡Espero que disfrutes de esta deliciosa receta de pan de alfaca! ¡Buen provecho!

¡Espero que disfrutes preparando y degustando este delicioso pan de alfaca! Recuerda siempre seguir al pie de la letra las instrucciones de la receta, tener paciencia durante el proceso de levado y amasado, y sobre todo, ¡divertirte en la cocina! ¡Que tu pan de alfaca quede esponjoso y lleno de sabor! ¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *