Pan de Viena: Receta y calorías


El pan de Viena es un delicioso pan de origen austriaco que se caracteriza por su corteza crujiente y su miga suave y esponjosa. A pesar de su nombre, este pan es muy popular en todo el mundo por su sabor y textura únicos. En esta receta, te enseñaré cómo hacer pan de Viena en casa de forma sencilla y deliciosa, además de brindarte información sobre el contenido calórico de este pan.

El pan de Viena es una excelente opción para incluir en tu alimentación, ya que aporta una buena cantidad de carbohidratos, proteínas y fibra. Además, es una fuente de energía duradera que te ayudará a mantenerte satisfecho por más tiempo. A pesar de que el pan de Viena puede contener una cantidad moderada de calorías, es importante recordar que su consumo en moderación y como parte de una dieta balanceada puede ser beneficioso para la salud.

¡Anímate a preparar tu propio pan de Viena en casa y disfrutar de su delicioso sabor y de sus beneficios para la salud!

Historia del Pan de Viena

El Pan de Viena es un pan clásico de origen austriaco, conocido por su corteza crujiente y su miga suave y esponjosa. A continuación te dejo una guía paso a paso para preparar este delicioso pan:

Ingredientes:
– 500g de harina de fuerza
– 10g de levadura fresca
– 10g de sal
– 20g de azúcar
– 30g de mantequilla
– 300ml de agua tibia

Instrucciones:

1. En un bol grande, mezcla la harina, la sal y el azúcar. Haz un pequeño hueco en el centro de la mezcla.

2. Desmenuza la levadura fresca en el agua tibia y revuelve hasta que se disuelva por completo.

3. Vierte la mezcla de levadura en el hueco que hiciste en la harina. Agrega la mantequilla y comienza a mezclar todos los ingredientes con una cuchara de madera.

4. Una vez que los ingredientes estén combinados, amasa la masa sobre una superficie enharinada durante unos 10-15 minutos, o hasta que esté suave y elástica.

5. Coloca la masa en un bol ligeramente engrasado, cúbrelo con un paño húmedo y déjalo reposar en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

6. Desgasifica la masa suavemente presionándola con los nudillos. Divídela en porciones del tamaño deseado y dale forma de bollo.

7. Coloca los bollos en una bandeja de horno forrada con papel pergamino, cúbrela con un paño húmedo y déjalos reposar durante unos 30-45 minutos, o hasta que vuelvan a duplicar su tamaño.

8. Precalienta el horno a 220°C durante 15 minutos.

9. Haz unos cortes en la parte superior de los bollos con un cuchillo afilado y hornea durante 20-25 minutos, o hasta que estén dorados y suenen huecos al golpear la parte inferior.

10. Retira los panes del horno y déjalos enfriar sobre una rejilla antes de disfrutar de tu delicioso Pan de Viena casero.

¡Espero que disfrutes de esta receta de Pan de Viena! ¡Buen provecho!

¡Espero que esta receta de Pan de Viena sea de tu agrado y la disfrutes al máximo! Recuerda siempre utilizar ingredientes frescos y de calidad, así como seguir las indicaciones al pie de la letra para obtener un resultado delicioso. Además, ten en cuenta que el pan de Viena es una delicia, pero también es importante consumirlo con moderación, ya que puede ser alto en calorías. ¡Que disfrutes de tu pan casero y hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *