Receta fácil de pan de Viena casero: ¡Delicioso y esponjoso!


¡Claro! Aquí tienes la introducción para la receta de «Pan de Viena casero»:

El pan de Viena es un clásico pan de origen austriaco que se destaca por su corteza crujiente y su miga esponjosa y suave. En esta receta fácil de pan de Viena casero, te enseñaremos a preparar este delicioso pan en la comodidad de tu hogar, con ingredientes simples y pasos sencillos.

Además de ser una delicia para el paladar, el pan de Viena casero también ofrece beneficios para la salud. Al prepararlo en casa, puedes controlar los ingredientes que utilizas, evitando aditivos y conservantes innecesarios. Además, al consumir pan casero, estás incorporando ingredientes frescos y naturales a tu dieta, lo que puede ser beneficioso para la salud digestiva y el bienestar general. ¡Anímate a preparar tu propio pan de Viena y disfruta de su sabor único y esponjoso!

Introducción a la receta de pan de Viena casero

¡Claro! Aquí tienes una guía paso a paso para preparar pan de Viena casero:

Ingredientes:
– 500g de harina de trigo
– 10g de levadura fresca
– 10g de sal
– 25g de azúcar
– 250ml de agua tibia
– 50g de mantequilla a temperatura ambiente
– 1 huevo para barnizar

Instrucciones:

1. En un bol grande, desmenuza la levadura fresca y añade el azúcar. Agrega un poco de agua tibia y mezcla bien. Deja reposar durante 10 minutos hasta que la levadura esté activada y burbujeante.

2. Añade la harina y la sal al bol con la levadura activada. Mezcla los ingredientes secos y luego agrega la mantequilla ablandada. Incorpora todo bien.

3. Agrega el resto del agua tibia poco a poco mientras amasas la masa. Sigue amasando durante unos 10-15 minutos hasta que la masa esté suave y elástica.

4. Forma una bola con la masa y colócala en un bol ligeramente engrasado. Cubre el bol con un paño húmedo y deja reposar la masa en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

5. Una vez que la masa haya crecido, sácala del bol y colócala en una superficie enharinada. Amasa ligeramente para desgasificarla y luego dale forma de pan de Viena.

6. Coloca el pan en una bandeja de horno forrada con papel de hornear. Cubre con un paño limpio y deja reposar durante otros 30 minutos.

7. Precalienta el horno a 180°C.

8. Bate ligeramente el huevo y barniza la parte superior del pan con él. Esto le dará un bonito color dorado.

9. Hornea el pan en el horno precalentado durante unos 30-35 minutos, o hasta que esté dorado y suene hueco al golpear la base.

10. Una vez listo, retira el pan del horno y déjalo enfriar sobre una rejilla antes de cortarlo y disfrutarlo.

¡Espero que esta guía te sea útil y que disfrutes de tu pan de Viena casero! ¡Buen provecho!

¡Espero que disfrutes haciendo esta receta de pan de Viena casero! Recuerda tener paciencia con el proceso de amasado y fermentación, ya que son clave para lograr un pan esponjoso y delicioso. No dudes en experimentar con diferentes ingredientes y sabores para personalizar tu pan. ¡Buen provecho y feliz horneado! ¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *