Delicioso pan de cebolla y orégano: receta fácil y sabrosa


Introducción:
El delicioso pan de cebolla y orégano es una receta que combina sabores intensos y aromáticos para crear un pan casero irresistible. La cebolla aporta un toque dulce y suave, mientras que el orégano añade un sabor herbal y fresco que lo hace perfecto para acompañar cualquier comida o disfrutar solo.

Beneficios para la salud:
Este pan de cebolla y orégano no solo es delicioso, sino que también puede aportar beneficios para la salud. La cebolla es rica en antioxidantes, vitaminas y minerales que pueden ayudar a fortalecer el sistema inmunológico y reducir la inflamación. Por otro lado, el orégano es conocido por sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, lo que lo convierte en un ingrediente saludable para añadir a tus recetas de pan casero. ¡Disfruta de este delicioso pan sabiendo que también estás cuidando tu salud!

Introducción al pan de cebolla y orégano

¡Claro! Aquí tienes una guía paso a paso para preparar pan de cebolla y orégano:

Ingredientes:
– 500g de harina de trigo
– 300ml de agua tibia
– 10g de levadura fresca
– 1 cucharadita de sal
– 1 cebolla grande
– 2 cucharadas de aceite de oliva
– 2 cucharadas de orégano seco

Instrucciones:

1. En un bol grande, disuelve la levadura fresca en el agua tibia. Deja reposar durante unos minutos hasta que comience a burbujear.

2. Agrega la harina y la sal al bol con la levadura y mezcla todo con una cuchara de madera hasta que se forme una masa homogénea.

3. Amasa la masa en una superficie enharinada durante unos 10-15 minutos, hasta que esté suave y elástica. Agrega un poco más de harina si es necesario para que la masa no esté pegajosa.

4. Coloca la masa en un bol engrasado, cúbrelo con un paño húmedo y déjalo reposar en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que haya duplicado su tamaño.

5. Mientras la masa está fermentando, pela y corta la cebolla en rodajas finas. En una sartén, calienta el aceite de oliva y saltea la cebolla hasta que esté dorada y caramelizada. Agrega el orégano seco y mezcla bien. Deja enfriar.

6. Precalienta el horno a 200°C.

7. Una vez que la masa ha duplicado su tamaño, divídela en dos partes iguales. Estira cada parte en un rectángulo y esparce la mezcla de cebolla y orégano sobre la masa.

8. Enrolla la masa desde un extremo para formar un rollo y colócalo en una bandeja de horno forrada con papel pergamino. Haz unos cortes diagonales en la parte superior del pan.

9. Hornea el pan de cebolla y orégano durante unos 25-30 minutos, o hasta que esté dorado y suene hueco al golpearlo en la base.

10. Deja enfriar el pan antes de cortarlo en rebanadas y disfrutarlo. ¡Buen provecho!

Espero que disfrutes preparando y degustando este delicioso pan de cebolla y orégano. Recuerda siempre seguir al pie de la letra las instrucciones de la receta, prestar atención a los tiempos de cocción y tener paciencia durante el proceso de fermentación. ¡No te olvides de compartir este pan casero con tus seres queridos y disfrutar juntos de su sabor único! ¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *